Cuatro, número mágico.

Nuestra herencia cultural nos obliga a preparar, a través de la práctica profesional, la arquitectura que proyectamos hacia el futuro. ¡La que vivirá nuestra descendencia!

Nos hemos refugiado, frecuentemente, en la adopción reiterativa de los patrones arquitectónicos de otros países, cuyas condiciones son totalmente ajenas a nuestra realidad; olvidando que el diseño, en su proceso dialéctico de las diversas alternativas y limitaciones, está cada vez más ligado a la dialéctica de la transformación de la sociedad y a la dependencia de las relaciones de producción que imperan en la actualidad.

El valor esencial de un país radica en el apoyo de sus tradiciones culturales, científicas y artísticas; su progreso se manifiesta en su utilización y adaptación a las necesidades de su presente histórico, y proyectándolas hacia su porvenir con un espíritu de comunicación universal.

Arq. Agustín Hernández Navarro

Las Capillas Posas.

Capilla de Cappa-Capella-Chapelle y Posa del latín; pausare, posar, reposar, asentar; hubo en los atrios, por regla general, cuatro de estos pequeños pero grandiosos oratorios, de cúbica y espectacular forma, coronados por bóvedas de gajos o media naranja o bien por un chapitel piramidal, uno en cada esquina del patio, cuya dual función más aparente fue la de recibir las procesiones del pueblo para venerar al Santísimo Sacramento, así como cobijar su adoctrinamiento, pero su profunda significación la dio a conocer Raúl Flores Guerrero, ya que en aquel momento histórico constituyeron la transmutación del “teocalli” (adoratorio) del “calpulli” (barrio) a la correspondiente capilla dentro del atrio cristiano, en tanto que el concepto de clan o grupo tribal del propio calpulli se transfirió al de la cofradía que desde entonces y hasta la fecha cuida de su respectiva capilla posa, recuérdese que el número cuatro era mágico para los indígenas y cuatro calpullis constituían una población, admirable eslabón socio-político-religioso entre la vida indígena precortesiana y la que se inició bajo la dominación española, aserto que en su planteamiento sobre el sentido esotérico corrobora también el Arq. John Mc Andrew al expresar: “Pueda ser más que una coincidencia que el dieciseis tenga cuatro barrios. Sea o no propósito original, la posa frecuentemente vino a jugar un papel extra como capilla de vecindario, recordando en todo caso que los barrios locales ya tenían capillas propias”, por ello el Sr. Arq. Manuel Sánchez Santoveña, comentó al respecto que la posa atrial era como cordón umbilical entre el convento y el correspondiente barrio; más adelante Mc Andrew indica: “El uso de la posa como capilla de un barrio y receptáculo de sus ofrendas en el patio del lugar principal de culto, puede sin embargo implicar un procedimiento u organización aplazada. Esto pudo ser otro elemento del teocalli que fue transformado dentro del monasterio”.

Por cuanto a las capillas posas y sus procesiones, el Sr. Arq. Carlos Chanfón en su obra “Arquitectura en México, siglo XVI” expresa: “La fiesta del Corpus Christi, de gran tradición medieval, instituida por Urbano IV el 8 de septiembre de 1264, conmovido por el Milagro de Bolsena, por medio de la Bula “Transiturus”, fue solemnizada a partir del reinado de Martín V, el Papa liquidador del Cisma de Occidente, con la gran procesión “teofórica” a principios del siglo XV. La procesión, muy solemne a través de una población, trajo la costumbre de construir pequeñas enramadas o altares provisionales, cubiertos con toldos, para hacer paradas de descanso en la trayectoria recorrida durante la celebración. Estos altares provisionales recibieron el nombre de -capillas posas-“.

Al inquirir por nuestra parte, hace ya varios años, sobre el origen litúrgico de nuestras procesiones atriales y en colaboración con Fr. Jorge Ayala, O. S. A., encontramos que en Alemania se celebraba la “Bendición de los Campos”, que más tarde contribuyó a enriquecer la del Corpus.  Roma toleró esta evolución y remitió todo el asunto a los obispos, con el considerado de que aquí se trataba de un “pium excercitium” y no de liturgia. Lo que caracteriza particularmente el rito en Alemania es la costumbre de hacer alto en cuatro altares, anunciar allí el evangelio y dar la bendición con el Santísimo. La costumbre tiene su origen remoto en la procesión de los campos, y sólo en el siglo XV se introdujo en la del Santísimo. La idea que subyace en ella es dar la bendición a los campos en los cuatro puntos cardinales, para ponerlos así, de todo en todo, bajo la protección de Dios, aquí, del Señor Eucarístico. Con la bendición del tiempo se relacionó también la costumbre de leer en los altares los comienzos de los cuatros evangelios. Esto debe su fuerza simbólica a la asociación de ideas: Cuatro vientos, cuádruple soplo de Dios…”

Todo ello puede dar la noción clara del porqué se hicieron cuatro altares en los ángulos de los atrios para las procesiones con el Santísimo y conociendo el precioso arte floral de los indios, tan dados a poner arcos y “montañas” en sus festividades, lógico era que estos altares fueran temporales y efímeros, pero al construir de cal y canto las capillas posas, se fundió y complementó en ellas su razón de ser, por una parte como procesión real y representación del barrio dentro del atrio y servir fastuosamente en las capillas de mérito que han podido sobrevivir a la barbarie destructora de nuestros tiempos y a la incuria actual de los pueblos, así como a la indiferencia oficial.

Significado Cósmico de las Capillas Posas.

Hemos dicho diversas funciones que cumplieron estos monumentos en el pasado y en alguna forma cumplen ahora todavía, pero ahondemos en el sentido místico-arquitectónico con que fueron edificadas las posas, así el Dr. Santiago Sebastian, ilustre investigador de arte virreinal expresa: “Las Capillas Posas Mexicanas son la versión de la dialéctica simbólica de tierra-cielo, la primera representada por el símbolo de lo semicircular o lo piramidal, imagen del cielo. En ellas se produce el paso de un nivel inferior a otro superior”, investigando el tema de las enseñanzas de Cirlot, encontramos la noción del espacio-tiempo expresada por el cubo y la cruz de las tres dimensiones, que aunados a la idea del Dr. Sebastian muestran claramente el sentido cósmico del diseño arquitectónico con que fueron erigidas estas capillas posas, representación del universo con sus tres niveles, que la doctrina hindú llama de las tres gunas: “sattwa”, elevación o superioridad, es el mundo de la luz, “rajas”: zona intermedia o de la manifestación, ambivalencia y “tamas”: inferioridad, tinieblas en su plano central la cruz tridimensional se desdobla horizontalmente para señalar los cuatro puntos cardinales y crear un centro estático o sea el ámbito de la manifestación, espacial y temporal, donde nos encontramos, pues el mundo de la lucha y la transformación. El propio Dr. Sebastian señala:

“Todo edificio sagrado es cósmico, es decir, está hecho a imitación del universo. Ya dijo San Pedro Damiano: La Iglesia es la imagen del mundo. Esta imagen es de tipo realista en el sentido de que sobre los muros y pilares de la iglesia están representados la tierra y el cielo, los animales y las plantas, los trabajos del hombre, la historia natural y la historia santa, de tal suerte que se ha podido decir de las catedrales que eran verdaderas enciclopedias visuales”.

Por varios indicios es factible pensar que las primeras posas fueron franciscanas y entre los monasterios de dicha Orden, Huejotzingo y Calpan tienen las capillas de mérito más ornamentadas y bellamente labradas en piedra, tal exornación corresponde a programas iconográficos bien pensados y mejor logrados, conjugándose además, perfectamente al sentido cósmico de los monumentos; veamos el caso de San Andrés Calpan: la primera capilla está dedicada a la Asunción de María y admiramos en sus tres caras la representación de la Anunciación, de la Asunción y la Virgen de los Siete Dones, clara relación cielo-tierra, la segunda bajo la advocación de San Francisco, que en escultura de bulto recibe la estigmatización de las llagas, establece el nexo divino-humano; la tercera con el patrocinio de San Miguel Arcángel nos muestra al Príncipe de las milicias celestiales con los también arcángeles Gabriel y Rafael, así como al demonio, y en la otra portada apreciamos la majestuosa escenificación del juicio final, perfecta interrelación cielo-tierra-infierno; por último, la cuarta posa, por su fachada de ingreso, ofrece los símbolos del tetramorfos en orladas rodelas y a San Juan Evangelista, el visionario del Apocalipsis en éxtasis y por la cara norte, hay un soberbio Pantocrátor de facciones orientales y señera actitud, todo habla de la creación del Orbe, de la vida presente y futura, en tanto que en la base de la posa, advertimos cenefas de follajería con mascarones humanoides, simétricamente dispuestos, cornudos y enflorados, como centros del mundo de los grutescos y de metamorfosis, al tiempo que los cuernos significan “abrirse camino”, o sea el paso de un mundo inferior a otro superior, del que nos habla Santiago Sebastian; de esta manera, el trazo arquitectónico de las capillas y la constante relación de los tres mundos o niveles en la iconografía de las posas, dan la visión cósmica que seguramente tuvieron sus constructores, frailes europeos y pueblo indígena, ambos con una fuerte carga de tradiciones mitológicas y de simbología, medieval-renacentista y prehispánica respectivamente, de ahí la mutua compenetración y su feliz resultante: los magníficos monumentos del siglo XVI mexicano.

rethorica christiana

“Rethórica Christiana” de Fray Diego de Valadés (1579). Grabado sobre las actividades desarrolladas en los atrios mexicanos del sesquicento.

posa1

posa2

Capillas Posas, San Francisco Huejotzingo, Puebla.

Bibliografía.

García Salgado Tomás (Recopilador); “Conferencias del bicentenario de la fundación de la Escuela de Pintura, Escultura y Arquitectura”; Dirección General de Publicaciones U.N.A.M.;  México 1984; páginas 63-64, 122-123; con ilustración.

X. de Anda Enrique; “Historia de la Arquitectura Mexicana”; Editorial GG; Segunda Edición; México 2006;  275 páginas con ilustración.

Otras fuentes de información.

Fotografías.

http://www.flickr.com/photos/lahernandez/1579238288/

http://www.flickr.com/photos/lahernandez/1579240124/in/photostream/

Deja un comentario

Archivado bajo Arquitectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s