Les cigars…

 

El primero se enciende con nueva llama

Consumiéndose livianamente, suave y gracioso,

En él, un manojo de oprobio,  otro de afrenta,

Uno más de desdoro y grave menoscabo,

Uno de esperanza enjaulada con lágrimas dulces

De impotencia.

 

El segundo es el fiel compañero,

Parece eterno, inextinguible, pequeño titán…

Ése amigo que atiza el sexo y las fantasías,

El mismo que con danzante efluvio apenas roza

Las mejillas.

 

¿El tercero? ¿El cuarto? ¿El Quinto?

¿Cuántos más hay que abrazar para apagar

con fuego un dolor gélido?

¿Cuántos para reír desgracias y sollozar aciertos?

 

Cigarrillo-hombre, cigarrillo-mujer, penas <<le cigar>>

Vida-cigarro, vida humeante, efímera casi intangible…

Cenizas que al viento se van, se van, “se va”…

 

La ilusión fiambre está;

El tabaco consumido, desaparecido, invisible.

 

Les cigars, les cigars, les cigars…

 

© Josías Mumenthey.

Deja un comentario

Archivado bajo Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s